- AÑO 2018 -

OLD MASTERS ATELIER - Lessons in Drawing and Classical Painting en Buenos Aires, Argentina.

Para todos los interesados en el Oficio y la Técnica con Tradición Clásica de los Antiguos Maestros.

Celebrará las mismas características académicas de las escuelas, instituciones de Bellas Artes y atelieres que existían en Europa del Siglo XIX.

La clase constará con un importante estudio en la ciencia del dibujo académico, para adentrarse luego, en los secretos y misterios de la pintura clásica.

No se requieren conocimientos previos y son todos bienvenidos !

Very soon my new atelier 2018 - Old Masters Atelier - Lessons in Drawing and Classical Painting - in Buenos Aires, Argentina...


Para comunicarse con el Atelier por vacantes de estudio:

matiasalessandro@hotmail.com

OLD MASTERS ATELIER - LESSONS IN DRAWING AND CLASSICAL PAINTING - BUENOS AIRES, ARGENTINA -

OLD MASTERS ATELIER - LESSONS IN DRAWING AND CLASSICAL PAINTING - BUENOS AIRES, ARGENTINA -
- Clases de Dibujo Académico y Pintura Clásica -
PARA VER MÁS INFORMACIÓN ACADÉMICA SOBRE LA GRAN PINTURA, USTED PUEDE VIAJAR POR MI BLOG A TRAVÉS DE LA SECCIÓN QUE DICE -PÁGINA PRINCIPAL- Y -ENTRADAS ANTIGUAS- GRACIAS.

E-mail: matiasalessandro@hotmail.com
" Si la gente supiera lo duro que trabajo para obtener mi maestría, que no parece tan maravilloso en todo... El genio es paciencia eterna."

-Michelangelo Buonarroti (Caprese, 6 de marzo de 1475 – Roma, 18 de febrero de 1564)


Los bocetos al óleo de cabezas y manos, al igual que las figuras dibujadas de la naturaleza eran trabajados al punto de acabarlos que, con frecuencia, Bouguereau era capaz de utilizarlos para el cuadro terminado prescindiendo del  modelo vivo como recurso. La ejecución y la función de estos estudios han sido descritas por Leandre Vaillat:

"Bouguereau dibujaría  [estas caras] rápidamente, en una sesión de cuatro horas; él los mantendría entonces a su lado mientras seguía trabajando en las figuras a las que pertenecían en la pintura, de la que eran parte, y para la que el había compuesto en un equilibrado dibujo de antemano."

Las bases de estos pequeños lienzos, a menudo teñido de un gris cálido, probablemente estaban preparadas del mismo modo que la base para el gran lienzo final. Pero mientras que el lienzo final era marcado con trazos definitivos que el artista más o menos respetaba, los estudios de pintura demuestran el virtuosismo de Bouguereau en dibujo con pintura. En otros casos Bouguereau eligió para ejecutar estudios similares en carbonilla.
La última de las preparaciones de Bouguereau era el cartoon. Era dibujado (por lo general en carbonilla sobre un papel medio tono) con el tamaño del lienzo final y por lo general no era ampliado a partir de una composición más pequeña del dibujo (muy pocos de los cartoon han sido cuadrículas). 
Para Bouguereau el dibujo del cartoon era un paso integral en la evolución de una composición en la que hacia ajustes críticos en el gesto y el contorno. El modelado del cartoon era generalmente un resumen, el interés del pintor se centra principalmente en el arreglo de formas y líneas y en la amplia masificación de luces y sombras. 
Se desconoce si Bouguereau utilizaba al modelo en este nivel de su producción, aunque es probable que lo hacia para las obras más importantes y complicadas. 

El método exacto que Bouguereau utilizaba para transferir el cartoon al lienzo es también desconocido. No se encuentran marcas precipitadas o cuadriculas en ellos, pero en vista de que sus principales contornos son por lo general muy reforzados con grafito, es probable que una técnica de presión haya sido empleada. En otros casos no hay grafito a lo largo de los contornos principales pero al menos un surco indica el pasaje de una aguja. 
Jehan Georges Vibert describe la fabricación de un material que el artista podría haber utilizado como una especie de "papel carbón" para el proceso de transferencia: 

"Con el fin de trazar sobre un lienzo, en lugar de utilizar una hoja de papel frotado con grafito o tiza de color rojo o negro con blanco o carbón - tales líneas tienen el inconveniente de desaparecer mientras uno pinta y en ocasiones ensuciar los tonos- es preferible hacer un papel de calcar propio con el matiz deseado frotando el color y el óleo mezclado con secante en un ordinario pedazo de papel de calcar. Entonces firmemente limpiar el exceso de color con una tela acolchada, así permanezca muy poco color. 

El color restante forma una capa muy delgada y se seca muy rápidamente, por lo que este tipo de papel de calcar sólo es bueno para unas pocas horas. Su uso tiene varias ventajas: los trazos resultantes, tan pronto como están secos, se ven como si estuvieran pintados con un muy fino pincel; no se mezclan con el nuevo color en la capa siguiente; incluso es posible frotar una mancha o agregar una veladura; y no introducen ningún material extraño en la pintura."

Ldandre Vaillat, ‘Une resurrection de Bouguereau’ in L’Illustration, 22 janvier 1921, p.64.
Jehan-Georges Vibert, La science de la peinture (Paris: Paul Ollendorff), 1891, pp. 324-325.

NOTA: En 1895 en su casa de verano en La Rochelle, Bouguereau ha completado la presente obra en preparación para su "Le Gué". Probablemente más tarde terminada la obra final en su atelier de París.
 Aparentemente satisfecho de su estudio inicial, sólo se hicieron cambios sutiles a la aparición de la modelo en la composición acabada.
La misma joven chica aparece en una serie de composiciones del artista entre 1894 y 1895, sobre todo en "La cage vide" y "L'iris".

"Le gué", 1895.
Oil on canvas, 160 cm. x 74 cm.
William-Adolphe Bouguereau(1825-1905).
Private collection of Fred and Sherry Ross, New Jersey, USA.

"JEUNE FILLE DE LA ROCHELLE (STUDY FOR LE GUÉ)
inscribed Jeune fille de la Rochelle par Bouguereau (lower left)
oil with traces of pencil on canvas
40.6 cm x 33 cm.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario